Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘La Antiguedad’ Category

La verdadera historia de Santa Claus

Hace mucho tiempo, aproximadamente mil quinientos años, en el pueblo llamado Patára de las costas del Mar Mediterráneo en Asia Central, nació un niño de padres muy ricos y le pusieron por nombre Nikelaos que quiere decir “la victoria del pueblo”, en castellano es Nicolás y en ingles Claus.


Claus desde muy pequeño desarrolló un profundo amor por el Maestro Jesús, y se hizo la promesa de vivir como Él: ayudando a los pobres, sanando enfermos, perdonando a sus enemigos, haciéndole el bien a todos y dejando que los niños se le acercaran para bendecirlos.

Los padres de Claus se murieron cuando el todavía era un adolescente y quedó rico siendo muy joven. Claus comenzó a usar la fortuna que heredó de sus padres para hacer el bien a los demás.

Un amigo de Claus tan rico como él, quedó arruinado y con tres hijas que mantener, el pobre hombre se vio tentado a vender sus hijas para que no pasaran hambre. Claus se enteró del asunto y para que su amigo no vendiera sus hijas, cada noche se subía al techo de la casa de su amigo, bajaba por la chimenea y a escondidas le dejaba fantásticos regalos en oro.

Muy cerca de Patára en un pueblo llamado Myra había un Obispo que estaba muy viejo, cansado y no encontraba quien lo sustituyera en su cargo.

Un día el viejo obispo en oración le dijo a Jesús que ya no aguantaba mas y que al próximo hombre que entrara por las puertas de la iglesia, él le daría su cargo de Obispo. Claus que pasaba en ese momento por allí se le ocurrió entrar, y al hacerlo, sorpresivamente fue convertido en Obispo de Myra.

Claus como Obispo de Mira se dedicó a lograr que la gente pusiera en práctica las enseñanzas de Jesús, amando al prójimo como a sí mismo, dándole de comer a los que tenían hambre, perdonando a los agresores y llenando de bendiciones a todo el pueblo donde vivía y demás poblados cercanos.

Claus siendo muy joven ya era Obispo, y además de eso, tenia la fama de ser santo. Una vez había una gran escasez de alimentos en Myra y cerca del puerto del pueblo pasó un barco cargado de provisiones. Claus le pidió al capitán del barco que le dejara todo ese cargamento para que la gente comiera y no se muriera de hambre. El capitán aceptó, dejando las bodegas del barco completamente vacías. Tan pronto el barco zarpó, Claus hizo un milagro y las bodegas se llenaron nuevamente de alimentos.

Había en Myra un hombre muy malo que le gustaba matar a los niños y servirlos como comida en el restaurante que tenía. Santa Claus al enterarse de esto corrió hacia el restaurante, regañó al señor diciéndole que eso no se hacia, y con un poder maravilloso dado por Dios, resucitó a los niños que habían sido sacrificados.

Ya Claus estaba muy anciano cuando en el año cuatrocientos veinticinco en la ciudad de Nicea, más o menos cerca de donde él vivía, se reunieron todos los obispos cristianos que existían en el mundo. Santa Claus fue con todo su amor a darle la bendición a quines se congregaron en este primer Concilio Ecuménico de la cristiandad.


Todos los Diciembre, Claus se dedicaba con esmero a recibir el Espíritu de la Navidad, celebrando el día veinticuatro el nacimiento de Jesús, repartiendo regalos a la gente, especialmente a los niños.

Una Navidad, unos pillos por pura maldad, decidieron quemarle la iglesia a Claus y todo quedó vuelto cenizas, menos un Niño Jesús que se salvó de las llamas milagrosamente, porque Claus lo sacó acurrucado entre sus brazos sin quemarse, mientras en su cara se dibujaba una gran expresión de victoria y alegría.

Claus tenia una risa muy agradable, con carcajadas muy fuertes, que a los niños les encantaba. Cuando él reía, la naturaleza entera se llenaba de alegría y desaparecían las tristezas de todos los corazones.

Un día cinco de Diciembre cuando Claus se preparaba anticipadamente para recibir la Navidad, Dios lo llamó a Su lado para que Lo ayudara desde el cielo en las festividades navideñas. A partir de ese día Claus se dedica todos los Diciembre a ayudar a Jesús en las fiestas navideñas y a suministrarle dinero a los padres de los niños que se portan bien todo el año, para que la noche de Navidad le compren muchos juguetes en nombre de Claus y el Niño Jesús.

El cuerpo sin vida de Claus nunca se corrompió como los demás cadáveres, sino que comenzó a derramar un oloroso aceite que la gente enferma, al untárselo se sanaba. En un hermoso sarcófago tallado en mármol depositaron el cuerpo de Claus, donde pasó casi quinientos años totalmente intacto y como era Santo ya no le decían Claus sino Santa Claus.

La fama de Santa Claus se extendió por toda la tierra y consagraron muchas iglesias con su nombre. Se convirtió en patrono y protector de los niños, los marineros, las fiestas navideñas y de un país llamado Rusia. Como en esa época no existía la fotografía la cara de Santa Claus fue pintada en miles de cuadros hechos sobre madera llamados iconos.

Cierto día unos italianos se enteraron que invasores incrédulos planeaban profanar el cuerpo de Santa Claus, así fue como una noche unos marineros decidieron trasladar en barco el cuerpo de Santa Claus, desde Myra hasta Bari en la costa este del sur de Italia. Por esta razón muchas personas conocen a Santa Claus como San Nicolás de Bari.

Marineros de todo el mundo que pasaban por Bari expandieron la creencia y el amor a Claus al norte de Europa. Un día unos inmigrantes holandeses que se fueron a vivir a New York llevaron la devoción de Santa Claus a los Estados Unidos de Norte América, donde comenzaron a llamarlo solamente, “Santa”.


En una noche de Navidad en New York, bajo el blanco manto de una linda nevada, los hijos del famoso escritor Clement Clark Moor le pidieron que les narrara la vida de Santa.

Clement, recordando parte de la verdadera historia de Santa, les escribió un cuento que rápidamente se hizo famoso en todos los hogares y colegios, porque decía: “Santa, cada veinticuatro de Diciembre baja por la chimenea de las casas trayéndole regalos a todos los niños que se portan bien”. Esto llenó de ilusión y esperanza los corazones de la gente que se enteraba de La verdadera historia de Santa Claus.

Un pintor que se llamaba Habdon Sudblom que trabajaba para la fábrica de bebidas Coca Cola, se le ocurrió pintar a Santa muy alegre, bonachón, llevando una bolsa llena de juguetes, vestido de rojo, con una barba blanca y barrigón, que encantado se tomaba una botella de Coca Cola.

Hoy en día todos los niños del mundo y muchos adultos también, esperan que Santa baje por la chimenea y les deje un regalo al pie del arbolito la noche de Navidad.

Todavía en la ciudad de Myra existe la iglesia donde vivió Santa Claus y en Bari se veneran las reliquias del cuerpo de Santa Claus que sigue emanando el milagroso y perfumado aceite curativo.

Santa Claus existe, esta vivo trabajando desde el cielo, ayudando a niños y adultos como lo hacía cuando vivía en la tierra.

La gente quiere mucho a Santa Claus y le dicen por cariño de muchas maneras, como Papá Nöel o San Nicolás. Le han imaginado una casa en el Polo Norte con un trineo tirado por renos, gnomos que fabrican juguetes y para no verlo solo, le han inventado hasta una esposa llamada “Señora de Claus”. Todo esto la humanidad lo ha hecho porque ama a Santa Claus por lo bella que fue su vida y por lo mucho que favoreció a la gente.

Acuérdate que cada Navidad Santa Claus se acerca a nosotros y es muy feliz cuando, con mucho cariño, le damos un regalo a alguien, ya que estamos pensando en los demás, mas que en nosotros, y esto es un inegoísmo propio de los verdaderos cristianos que ponen en práctica las enseñanzas de Jesús como lo hacía Santa Claus.

Toda imagen de Santa Claus encierra el amor y la ilusión por la Navidad que él tuvo, por eso verlas y tenerlas, nos llena de tanta alegría y trae felicidad en el lugar donde están.

Detrás de cada persona que da un regalo en Navidad esta Santa Claus prodigando su bendición con la alegría del JO, JO, JO, de su inconfundible risa.

Read Full Post »

El mundo del fútbol

El fútbol es uno de los deportes más practicado a nivel mundial, tanto a nivel popular como a nivel profesional. Pero la historia del fútbol, lejos de estar ligada siempre a la grandeza de un deporte popular, ha estado sujeta a los avatares de la historia de la humanidad y adaptándose a cada cultura hasta llegar a convertirse en lo que hoy conocemos por fútbol.

Historia del Fútbol

Para empezar a narrar la historia del fútbol y localizar el origen de este deporte sería necesario remontarse hasta las antiguas civilizaciones e imperios, donde pueden encontrarse diversos antecedentes de juegos de pelota con características similares.

Así, según algunas teorías, la historia del fútbol podría comenzar en el antiguo Egipto, ya que durante el siglo III a.C. se realizaba un juego de pelota como parte del rito de la fertilidad, en el que se practicaba algo parecido al balonmano. Sin embargo en China ya se había inventado la pelota de cuero un siglo antes, cuando Fu-Hi, inventor y uno de los cinco grandes gobernantes de la China de la antigüedad, creó una masa esférica juntando varias raíces duras en forma de cerdas a las que recubrió de cuero crudo; con esto nacía la pelota de cuero, con la que se jugaba simplemente a pasarla de mano en mano. Esta pelota fue adoptada posteriormente en los juegos populares de sus vecinos India y Persia. Por otra parte, en las antiguas civilizaciones prehispánicas también se conocen juegos de pelota más similares a lo que se conoce hoy como fútbol. Así por ejemplo los aztecas practicaban el tlachtli, una mezcla entre tenis, fútbol y baloncesto en el que se prohibía el uso de las manos y los pies y el capitán del equipo derrotado era sacrificado.

La historia del fútbol continuaría en la Grecia clásica, donde incluso Homero llegó a hacer alusión también a un juego de pelota, al que llamaban ‘esfaira’ o ‘esferomagia’ debido a la esfera hecha de vejiga de buey que se utilizaba en el mismo. Desde ahí pasó al Imperio Romano, que utilizaban en su juego ‘harpastum’ un elemento esférico llamado ‘pila’ o ‘pilotta’ que evolucionó hasta el término ‘pelota’ utilizado actualmente. Durante la Edad media tuvo mucha fama entre diferentes caballeros y culturas; entre otras anécdotas se dice que Ricardo Corazón de León llegó a proponer al caudillo musulmán Saladino, que dirimieran sus diferencias sobre la propiedad de Jerusalén con un partido de pelota.

Los romanos llevaron hasta Britania su juego de pelota. Durante la Edad Media la historia del fútbol tuvo grandes altibajos y fue prohibido por su carácter violento para más tarde ser adaptado y utilizado como deporte nacional en las islas británicas. A comienzos del Siglo XIX comenzó a practicarse el ‘dribbling-game’ en las escuelas públicas y de ahí pasó a las universidades más importantes (Oxford, Cambridge) donde se escribieron las primeras reglas (el Primer Reglamento de Cambridge apareció en 1848) y en 1863 se funda la Football Association, naciendo el denominado ‘juego moderno’ o ‘fútbol asociado’ y separando este juego del actual rugby. La separación entre el rugby y el fútbol o soccer británico surgió en la Universidad de Rugby, donde comenzó a jugarse un deporte que permitía coger el balón con las manos y correr con él.

El nombre ‘fútbol’ proviene de la palabra inglesa ‘football’, que significa ‘pie’ y ‘pelota’, por lo que también se le conoce como ‘balompié’ en diferentes regiones hispano parlantes, en especial Centroamérica y Estados Unidos. En la zona británica también se le conoce como ‘soccer’, que es una abreviación del término ‘Association’ que se refiere a la mencionada Football Association inglesa. El uso de un término u otro dependía del status de la clase social en la que se practicaba; así las clases altas jugaban al ‘soccer’ en las escuelas privadas mientras que las clases trabajadoras jugaban al ‘football’ en las escuelas públicas.

El fútbol se hizo muy popular en las islas y se extendió gracias a los trabajadores ingleses que marchaban al extranjero con las grandes sociedades financieras y empresas mineras. También se exportó el nombre del deporte, llamándose ‘fußball’ en Alemania, ‘voetbal’ en Holanda, ‘fotbal’ en Escandinavia, ‘futebol’ en Portugal o ‘fútbol’ en España, por ejemplo. Pronto surgieron nuevos equipos por toda Europa, como Le Havre Athletic Club en Francia (1.872) o el Génova en Italia (1.893).

la primera pelota del futbol

la primera pelota de futbol, se invento en el siglo XVI, fue utilizada en la India, la pelota estaba echa de material de lana

el primer equipo de futbol

El primer equipo de fútbol de ARGENTINA fue el ALUMNI, pero dejo de existir hace 90 años, en su momento ganó todo en el fútbol nacioneal como internacional.
Cuando este famoso club dejó de existir se convirtió en un mito.

los tableros

Desde 1932 hasta 1968 se encontraron ubicados en cada uno de los estadios de los clubes de la primera división argentina unos tableros de chapa que contenían codificados mediante letras y números los partidos y resultados de la fecha, los cuales eran actualizados en el momento por un operador que recibía las novedades por teléfono.
La manera de decodificar la información se encontraba entre las páginas de la revista Alumni, la cual se vendía en las inmediaciones de los estadios y poseía una tirada promedio de 65.000 ejemplares.
El sistema era el siguiente: a través de conocer la asignación de letras para cada equipo en esa jornada, se podía saber que los otros partidos de la fecha eran, por ejemplo, River-Boca, Independiente-Racing, San Lorenzo-Huracán, Newell’s-Central, Estudiantes-Gimnasia, Vélez-Ferro, Argentinos-Platense y Banfield-Lanús, junto con a quien pertenecía cada uno de los resultados: 2-0, 4-1, 0-0, 3-0, 1-0, 1-5, 0-1 y 4-2.
Con la difusión de las radios portátiles la presencia del tablero, antes la única fuente de información que existía para que los espectadores pudieran conocer los resultados, fue perdiendo importancia.
El 3 de mayo de 1964, previendo la situación, dado que por un conflicto con los relatores no hubo transmisiones radiales desde los estadios, se imprimieron y agotaron más del doble del habitual de ejemplares: 135.000, generando el récord de ventas para esa publicación.

quien invento el futbol?

Es el deporte más popular del mundo que moviliza a más de 270 millones de personas a lo largo y ancho del planeta. Mueve, también, cifras astronómicas con las ventas y pases de jugadores profesionales, el patrocinio de camisetas y torneos, venta de entradas y merchandising del más variado, entre cientos de negocios ligados a este deporte. El fútbol es, sin dudas, el deporte universal. ¿Pero quién inventó el fútbol? ¿Desde cuándo se juega al fútbol?

El fútbol tal cual lo conocemos hoy, tiene su origen en el Reino Unido. Inglaterra es la cuna del fútbol moderno, aunque desde tiempos inmemoriales existen en casi todas las culturales y pueblos del mundo juegos muy similares al fútbol.

Las reglas actuales del fútbol o balompié (o soccer, como se lo conoce en Estados Unidos), nacen en 1863. Entonces, la naciente Asociación del Fútbol inglés (Football Association) redactó sobre la base de las Reglas de Cambridge, el primer documento oficial que estableció la forma de juego del fútbol moderno, reglas que en años posteriores sufrieron algunas modificaciones, pero no relevantes en esencia

El fútbol (cuyo nombre técnico es fútbol asociación) es un juego hermano del rugby, que a su vez se ramifica en otros deportes como el fútbol americano o el fútbol australiano, entre otras variantes de lo que en un principio fue el mismo juego, claro que hoy con abundantes diferencias y entidad propia cada uno de ellos

Los chinos, los griegos, los romanos, e inclusive los pueblos precolombinos de América, ya practicaban juegos muy similares en esencia: dos equipos bien diferenciados, en un terreno delimitado, y con una pelota que debían o bien hacer llegar al campo opuesto o hacer traspasar por determinado arco o puerta.En las tumbas egipcias se han encontrado datos de un deporte practicado hacia el año 2500 a.C. Aunque no hay datos precisos sobre cómo se jugaba o en qué consistía, si se sabe que la pelota empleada en el juego se confeccionaba con nervios de animal (catgut) para que rebotara mejor.

En los siglos III y II a.C., en la antigua China, se jugaba el ts’uh Khú (aproximadamente, ts’uh significa patear y kúh, bola de cuero). Aunque algunas narraciones señalan que sólo se jugaba para el cumpleaños del Emperador, otras fuentes señalan que se trataba de un deporte practicado libremente. Este es el registro más antiguo que se tiene de un deporte similar al fútbol, muy similar, dado que por un lado hay quienes sostienen que el juego consistía en lanzar desde un punto fijo una pelota con los pies hacia dentro de una red con un orificio de alrededor de 30 centímetros, otras narraciones especifican que los jugadores debían sortear a los rivales llevando la pelota con cualquier parte del cuerpo excepto con la mano.

Como sea, sin dudas este es el antecedente más antiguo del fútbol en sí mismo, ya que podemos ver en sus variantes de juego (sea de una u otra forma como se haya jugado), tanto los antecedentes del tiro penal como del juego en sí mismo.

En Japón se realiza aún hoy una ceremonia que data al menos del año 400 d.C., que consiste en pasar una pelota con los pies entre los participantes sin que ésta toque el piso. Una demostración de habilidad sin contacto físico del que participan 8 o menos personas, jugado en un campo rectangular.

Los antiguos griegos jugaban al epislcyros, con una pelota de lino y vejigas infladas de cerdo. Los romanos, influenciados por los helénicos, practicaron el harpastum, que principalmente consistía en retener la pelota en el campo propio evitando que los rivales arrebaten el balón.

Del otro lado del océano, y desde siglos anteriores a nuestra era, los aborígenes americanos también practicaban juegos similares al fútbol moderno. El pok-ta-pok es un juego ritual que se extendió a lo largo de todo la región de Centroamérica, territorios dominados o bajo influencia de los Imperios Maya y Azteca.

El pok-ta-pok consistía en trasladar un balón de cuero con los pies, los codos o la cadera (únicas partes del cuerpo que podían tocar la pelota) y embocarla en un agujero de piedra a 9 metros de altura. Dada la dificultad de convertir un gol, éste delimitaba la finalización del partido. En algunos casos, los perdedores perdían la cabeza.Otros juegos similares han sido también practicados por diversos pueblos a lo largo de la historia, como los esquimales, los aborígenes de Norteamérica y pueblos de las islas del océano pacífico.

Aunque es de suponer que fueron los romanos quienes llevaron el deporte a lo que hoy es Inglaterra, dado que extendieron su Imperio hasta esas tierras, no hay datos precisos sobre ello, mientras que sí hay antecedentes de juegos similares practicados por celtas, y más cerca en el tiempo por normandos.

Más certeramente se sabe que el deporte que sentaría las bases del fútbol moderno fue practicado desde el siglo VIII en las Islas Británicas, con variaciones por el lugar y el tiempo. Inicialmente casi sin reglas, y hasta sin limitaciones de jugadores en algunos casos, el juego de la pelota era muy popular y hasta violento. El rey Eduardo II lo prohibió en 1314, para así volcar a sus súbditos a la práctica de la arquería, donde el ejército necesitaba de soldados entrenados y hábiles.

En Francia, existió un juego llamado soulé, que consistía en llevar una pelota de cuero hacia un determinado lugar, a través de un campo extenso o de pastizales.

Los historiadores coinciden en señalar que el origen del fútbol está relacionado con rituales de fertilidad. Así el balón simboliza al sol, y el campo de juego a los sembrados, por donde hay que hacer cruzar al sol para garantizar una buena cosecha.

Sea galo, normando, celta o romano, su origen, el fútbol moderno deriva del deporte practicado en Inglaterra en los últimos siglos. Aunque sin reglas comunes, los distintos colegios y universidades practicaban un deporte en un campo generalmente rectangular, en el que dos equipos de jugadores se disputaban el balón tratando de llevarlo al campo contrario y convertir un gol. Con este objetivo -retener el balón o conseguirlo- valía todo y se podía jugar tanto con los pies como con las manos. Algunos aceptaban el correr con la pelota en las manos, mientras que otros no, algunos permitían el pase hacia delante, otros privilegiaban el juego en equipo (pases), otros la gambeta.

Hacia mediados del siglo XIX se comienzan a unificar reglas, y en 1846 en la Universidad de Rugby se juega el primer partido con reglas comunes del deporte que ya comenzaba a llamarse fútbol. Durante los años siguientes una serie de intensos debates sobre la reglamentación y modalidad divide a los jugadores, dando nacimiento así tanto al fútbol como al rugby.

Las reglas del fútbol moderno (a las que se les han introducido variantes con el correr de los años) fueron fijadas por la Asociación del Fútbol inglesa en 1863. La entidad fue fundada el 26 de octubre de ese año, fecha que se suele tomar como fundacional para el fútbol.

Read Full Post »

En el años 1919, Frederick Albert Mitchell-Hedges, un aventurero británico, descubre un área arqueológica en unas ruinas de una ciudad maya a la que se llamó Lubaabtun, o Ciudad de Pilares Caídos, en Belice. Este aventurero se había acercado a aquel lugar para ver si podía encontrar alguna evidencia que confirmase la existencia de la Atlántida.

Excavó durante años la zona hasta que en 1923 Anna, su hija, mientras curioseaba entre las ruinas vislumbró un destello entre las rozas. Pasaron semanas antes de que lograran averiguar cuál era su origen. Removieron los bloques de piedra y el día 1 de enero de 1924, recuperaron uno de los objetos más extraños encontrados jamás: una calavera de cristal tallada con una perfección asombrosa. Aquel descubrimiento desconcertó al los arqueólogos, todo lo contrario de la cercana comunidad indígena maya de los Kekchi, que celebraron lo que llamaron el “regreso del dios” que según ellos les había sido arrebatado en el pasado.

El aventurero dejó la calavera en manos de los indígenas y regresó a Inglaterra. Tres años después regresaría y los indígenas le obsequiaron con aquel objeto en agradecimiento por la ayuda que en medicinas y alimentos le había ofrecido a aquel pueblo. A partir de este momento la calavera se ha convertido en un objeto de estudio que ha planteado muchos interrogantes a los científicos. No se sabe si es un objeto contemporáneo o fabricado en tiempos remotos.

Tampoco se conocen a sus creadores y cuál era su función. La carabela de Mitchell-Hadge, que es como se conoce, es una copia exacta de la calavera humana, está tallada en cristal de cuarzo en dos piezas: el cráneo y la mandíbula articulada. Posee una rara perfección, sus cortes y ángulos sugieren que los artesanos poseían una avanzadísima tecnología, pues el cuarzo es un material difícil de trabajar. Su estructura molecular hace necesaria la utilización de lásers pues el cristal tiende sino a romperse. Es por eso que se cree ha de tratarse de un objeto moderno, sin embargo estudiosos que han trabajado en ello aseguran que podría tener miles de años de antigüedad. Su descubridor jamás dudo de su origen maya, creyendo que rondaría los tres mil seiscientos años y que fue utilizado por algún sacerdote maya para hacer rituales esotéricos.

El Carbono 14 no da una fecha coherente pues es un material inorgánico. Frank Dorland, un restaurados de arte que la tuvo durante algunos años aseguraba que la calavera desprendía un perfume sutil y emitía misteriosos sonidos. En 1969, Morrill, un investigador de la cultura maya, aseguró haber descubierto en la calavera varios puntos de enganche, que podían haber servido según su opinión, para manipular el objeto y producir la ilusión de que éste se movía o hablaba. Los Kekchi habían relatado a Mitchell-Hedges numerosas leyendas referentes a aquella calavera de cristal. Le dijeron que había pertenecido a un alto sacerdote y que existían trece calaveras más.. La utilizaban en sus ceremonias esotéricas pues representaban la personificación de todo mal. El restaurador Dorland realizó varios modelos del artefacto en plástico para tratar determinar la forma en la que pudo haber sido tallado., pensando que podría ser la calavera de una mujer.

El molde en plástico pudo ser examinado por el forense Clyde Snow de la Universidad de Oklahoma, y por el departamento de antropología del instituto Smithsoniano. Contaron con la ayuda de Frank Domingo, un dibujante de la Policía de Nueva York, elaboraron entre todos un boceto del misterioso rostro, Tanto el forense como el dibujante realizaron retratos de una mujer joven de rasgos amerindios. Se han descubierto otras calaveras de cristal similares, las dos más célebres están en Europa, una en el Museo de la Humanidad de Londres y la otra en el Museo del Hombre de París. El origen de ambas parece ser el mismo, fueron descubiertas en México a finales del siglo XIX, ambas en cuarzo citrino, lo que les da un aspecto ahumando. En la etiqueta de la calavera de Londres se ha colocado una nota en la que se puede leer que es “probablemente” azteca. Los guardias dicen que emiten destellos increíbles cuando todo el museo está ya cerrado y a oscuras. En cuanto a la calavera de París, también existen muchas dudas sobre su procedencia.

Se dice que fue descubierta a finales de 1890 en México. Tiene una pequeña incisión en la parte superior del cráneo, que se cree servía para sujetarla a algún tipo de estructura. No se sabe a ciencia cierta su antigüedad. Se piensa que podrían ser objetos de culto utilizados por sacerdotes mayas o de otras culturas más antiguas en rituales sagrados o mágicos. Quizá estuvieron en algún altar dispuestas de manera especial para que la luz las atravesaran creando un ambiente especial. Otras hipótesis sugieren que se tratan de fuentes de poder capaces de curar o matar. Algunos psíquicos dicen haber visto en ella imágenes holográficas en el interior de las calaveras al activarlas mediante combinaciones de luces o sonidos. Imágenes como bosques, montañas, delfines, seres misteriosos e incluso Ovnis.

Para los mayas las calaveras de cristas eran divinidades materializadas, pensaban que provenían de una antiquísima civilización que en un pasado remoto, poseían unos extraordinarios conocimientos tanto tecnológicos como espirituales. Existen médiums que ha podido canalizar mensajes a través de ellas, mensajes de todo tipo, mientras que otros hablan de “ventanas” a dimensiones desconocidas.

Los lugares en los que se han hallado estas tallas están ubicados generalmente en América Central, concretamente en ruinas aztecas y mayas.
Las calaveras de cristal están cortadas con la forma de un craneo humano, varían en forma, tamaño y tipo de cristal.

La más conocida de estas calaveras es la “Skull of Doom” (Calavera de la Muerte, o del Juicio Final) descubierta por Mitchell-Hedges, el cual afirmó que fue desenterrada por su hija Anna en 1927, durante una expedición realizada en las ruinas mayas de Lubaantum (Belize), tras mover unas grandes piedras que cubrían un altar de uno de los templos mientras buscaban huellas de la Atlántida.

Tiene características muy similares a la de una verdadera calavera humana, como una mandíbula móvil con sus dientes.

Hasta ahora no se ha logrado determinar la forma en la que fue tallada, ya que se trata de un trabajo imposible de realizar por los más talentosos escultores o ingenieros de nuestra época. Fabricada con cristal puro de cuarzo, tanto la mandíbula como el cráneo provienen de la misma roca.
Es anatómicamente perfecta, seguramente sea la representación de un cráneo femenino debido a su pequeño tamaño, 12,7 cm. de altura, mientras que su peso es de 5 kg.

El craneo, perfectamente tallado en cristal de roca, presenta un alto grado de dureza (siete sobre diez, en la escala de Mohs), de lo que se deduce que sólo mediante fundición del mineral y utilizando un molde, o mediante el uso de un diamante podría obtenerse algo parecido.
Pero los mayas no poseían la suficiente capacidad técnica para semejante trabajo.

En el año 1970 la familia Mitchell-Hedges entregó el craneo los laboratorios de Hewlett Packard para su estudio.
Pudo comprobarse que el cristal fue tallado en contra del eje natural del cristal, algo totálmente ilógico, pues esto provocaría la rotura de la pieza de cuarzo, aun usando tecnología láser.
Otro hallazgo sorprendente consistió en que no había evidencias del uso de herramientas metálicas.

Hasta ahora se han descubierto varios craneos en distintos lugares del mundo, pero sólo estas nueve parecen auténticas:

SKULL OF DOOM. Descubierta en 1927 por Mitchell-Hedges en las ruinas mayas de Lubaantum, Belize.

MAYA. Descubierta en Guatemala en 1912.

LAZULI. Tallada en lapislázuli. Descubierta en 1995 al norte del Perú por indigenas incas.

JESUITA. Se tiene noticias de ella desde 1534. San Igancio de Loyola, fundador de los Jesuitas, la tuvo en su poder.

SHUI TING ER. Tallada en amazonita, descubierta hace 130 años por el arqueologo chino Yeng Fo Huu en el suroeste de Mongolia.

OCEANA. Esculpida en cuarzo. Pertenecia a un campesino Brasileño que vive en una región remota de la Amazonia. Se cree que fue descubierta por indigenas nomadas de esta región.

ET. Descubierta en 1906 en Guatemala. Es de cuarzo ahumado. Se caracteriza por la forma puntiaguda del cráneo y mandibula pronunciada. Tiene cierto aire no humano.

MAX. La mayor calavera de cristal conocida.

BABY LUV. De cuarzo rosa, descubierta en 1700 por un monje del monasterio de Luov (Ucrania). La conservaban desde hacia cientos de años.

El misterio de las calaveras es enriquecido también por una leyenda que se remontaría a los mayas.
Tal leyenda cuenta que en el mundo existen 13 calaveras de cristal de tamaño natural, y cuando todas sean descubiertas, transmitirán a los hombres todo su conocimiento.

Read Full Post »

De origen persa, dábase este nombre a los sacerdotes, los cuales formaban no solamente una secta o religión, sino también una especie de entidad gubernativa, por lo cual aun en una de las más vulgares tradiciones del cristianismo su nombre es sinónimo de reyes, aludiendo quizá a la soberanía de la ciencia, la cual, ya en aquellas remotas edades, colocaba al hombre culto entre la verdadera aristocracia. Su reinado pontifical es, según algunos autores, anerior a las dinatías de Asiria Media. Aristóteles afirma que fue anerior  la fundación del imperio Egipto. Actualmente, empero, más para dar la unidad al cómputo histórico, porque exista algún fundamento de irrefragable auntenticidad, la mayor parte de los historiógrafos ponen la época de al creación de esta secta cinco mil años antes de la guerra de troya.

Su fundador, Zoroastro, fue gran filósofo oriental, cuyas doctinas, así como su misma existencia se ha puesto en tela de juicio, aunque hoy la critica está conciente en que fue un ser real. El celebré oriestalista Haug, en su famosa obra Die fung Gathas, dice en sintesis lo siguiente: Zoroastro fue un reformador religioso del Irán, que vivió hacia el año de 2000 ó 2200 antes de Jesucristo, hijo de una familia sacerdotal que ejercía al mismo tiempo las funciones de la Judicatura. Su patria fue la Bactriana y allí fue donde se declaró enemigo de los falsos dioses y resolvió reformar la religión irania. De ésta conservó los genos o espíritus buenos y procuró espiritualizar y transformar todos los antiguos dioses en malos espíritus. Para impresionar a sus oyentes y secuaces, fingióse enviado del cielo y favorecido con celestiales comunicaciones con el Ser supremo que había revelado su doctrina. Sus enseñanzas son el resultado de un profundo estudio y meditación. Según él, todo cuanto se ofrece a la observación del hombre debe referirse a dos fuerzas originarias que en calidad de no producidas se oponen a todo lo demás producido, pero que, desde el punto de vista de la actividad, son diametralmente opuestas la una a la otra: son el ser y el no ser, el principio y el fin. El ser es la vida (ahu), la realidad, la verdad (asha) y el bien; el no ser es la muerte, la falsedad (drukhs) y el mal.

Zoroastro enseña que la luz fue la primera emanación de la Vida o Ser Eterno, por lo cual en los escritos de Parsi, la luz, la perenme llama, es el símbolo de al divinidad o vida increada; de aquí que a los magos parsis se les llamaba los adoradores del fuego. A esta ciencia del fuego, que el gran arcano de los magos, se refieren casi todos los símbolos asirios; en todas partes se encuentra al encantador que hiere al león y juega con las serpientes: el león es el fuego celeste, las serpientes son las corrientes eléctricas y magnéticas de la tierra.

Hoy en díaya no quedan en Persia más que reminisencias de la antigua religión mazdeana. Un pasaje de Flamin nos prueba el precario estado de la misma en el imperio del Sha. “En uno de mis viajes a Persia, recorriendo sus ruinas, observe que dos ancianos de venerable aspecto avanzaban lentamente y con cautela hacia la colina, cuyo pie me servía de teatro de mis exploraciones: ocultéme detrñas del ángulo de una roca y vi cómo se paraban en una elevacion que dominaba la planicie y cómo pliegues de sus vestidos. Sobre este informe pedestal colocaron aquellos misteriosos personajes algunas ramas secas y después, haciendo brotar una chispa del pedernal, prendieron fuego, prosternáronse de cara al oriente y recitaron en voz baja unas oraciones mientras duró la llama. Eran los últimos vestigios de aquella religión poderosa que los monarcas Sasánidas habían querido imponer en el Oriente.

Read Full Post »

Cupido es uno de los símbolos de San Valentín, se le conoce como un niño alado y armado con arco y flechas que son disparadas a dioses y humanos, provocando que se enamoren profundamente. En ocasiones lleva también los ojos vendados, para mostrar que el amor es ciego.
Su propia historia de amor aparece narrado en su forma más completa en la novela latina “El asno de oro” o “Las Metamorfosis” de Apuleyo (s. II d.C.).

En la antigua Grecia Cupido era conocido como Eros, el hijo joven de Afrodita la diosa del amor, la belleza y la fertilidad. Para los romanos Cupido es el dios del amor hijo de Venus y de Marte, dios de la guerra.

Cupido era ayudante de su madre Venus, dirigía la fuerza primordial del amor y la llevaba a los mortales. Era pícaro y carismático, pero a veces cruel con sus víctimas, ya que no tenía escrúpulos.

A la espalda llevaba dos clases de flechas: unas doradas con plumas de paloma que provocaban un amor instantáneo, y otras de plomo con plumas de búho que provocaban la indiferencia.

Consciente del poder que tenia, a veces rechazaba las peticiones de su madre y los demás dioses de interferir en el curso de la vida de algunos mortales así que provocaba frecuentes problemas a los dioses.

Un día se enfadó con Apolo cuando éste bromeo sobre sus habilidades como arquero, así que Cupido hizo que Apolo se enamorara de la ninfa Dafne y a ella le disparó una flecha con punta de plomo. Dafne rezó al dios río Peneo pidiendo ayuda y fue transformada en un árbol de laurel, que se consagró a Apolo.

Así entre rebeldía y travesuras, Cupido cumplía con su cometido, al paso del tiempo Venus comenzó a preocuparse porque su hijo no crecía, así que en busca de una respuesta se dirigió al Oráculo de Temis, quien le dijo: “El amor no puede crecer sin pasión”. Venus no comprendió la respuesta hasta que nació su hijo Anteros, dios de la pasión. Cuando estaba junto a él, Cupido crecía y se transformaba en un hermoso joven, pero cuando se separaban, volvía a ser un niño.

Por otro lado en la Tierra de los mortales vivía una princesa llamada Psique (Alma), que a pesar de ser tan bella no lograba encontrar marido pues los hombres que la idolatraban no se sentían dignos de ella.

Su padre intentó hallar a través del oráculo de Delfos un buen marido para Psique, pero éste predijo que ella encontraría el amor en un precipicio. El marido que le sería destinado, una serpiente alada, terrible y poderosa, llegaría hasta ella y la haría su esposa.

Venus celosa por la gran belleza de Psique le pidió a Cupido que la hiciera enamorarse locamente del hombre más feo, vil y despreciable del mundo. Enterada de que se encontraba en el borde del abismo, envió a su hijo a dispararle sus flechas pero este al verla, se enamoró profundamente de ella y creció hasta convertirse en un apuesto joven.

Contra los deseos de Venus, Cupido llevó a Psique por arte de magia a un castillo aislado y se casó con ella, teniendo la condición de que como simple mortal, tenía prohibido mirarlo.

La princesa al sentirlo cerca y escuchar su dulce voz no sintió temor, estaba segura que no era un monstruo, sino el amante esposo que tanto tiempo había deseado. Él la visitaba todas las noches rogándole siempre que no viera su rostro.

Eran muy felices hasta que convencida por sus envidiosas hermanas, Psique rompió la prohibición impuesta por los dioses y miró a su marido.

Eso le valió el castigo de ser abandonada por Cupido, quien con tristeza se despidió diciéndole: “El Amor no puede vivir sin confianza”. Expulsada del castillo, la arrepentida princesa recorrió el mundo en busca de su amado, superando una serie de desafíos cada vez más dífilas y peligrosos impuestos por Venus.

Como última instrucción le dio una pequeña caja indicándole que la llevara al inframundo. Tenía que llevar un poco de belleza a Proserpina la esposa de Plutón. Se le advirtió también que por ningún motivo debía abrir la caja.

Psique se alistó para el viaje y durante el se enfrentó a varios peligros que fueron superados gracias a los consejos dados, sin embargo la curiosidad por abrir la caja la venció así que lo hizo y al momento cayó en un profundo sueño que parecía la muerte.

Cupido al encontrarla, le retiró el sueño mortal de su cuerpo y lo puso de nuevo en la caja. Finalmente la perdonó al igual que Venus.

Fue tanto lo que ella luchó que finalmente los dioses conmovidos por el amor de Psique hacia Cupido, la convirtieron en una diosa para que pudiera reunirse con su amado.

Felizmente Cupido y Psique: El Amor y el Alma, se unieron tras duras pruebas. De esta unión nació una hija llamada Voluptas cuyo nombre significa “Placer”, de donde derivan palabras como voluptuosidad.

A partir de la historia de estos dos personajes el amor ha sido simbolizado por dos corazones atravesados por una flecha: la flecha de Cupido.

“El amor no mira con los ojos, sino con el espíritu: por eso pintan ciego al alado Cupido”. Shakespeare

Read Full Post »

San Valentín: El origen del día de los enamorados.
San Valentín
Para aquellos que piensen que este día se celebra desde hace poco y que surgió por el interés de los grandes centros comerciales, debemos señalar que realmente su origen se remonta a la época del Imperio Romano. En el año 270 d.C. allá por el siglo III ejercía en Roma un sacerdote llamado San Valentín. Por aquel entonces gobernaba el emperador Claudio II, que prohibió a los jóvenes casarse y vivir en matrimonio, esto fue porque pensaba que los jóvenes solteros y sin familia eran mejores sold ados ya que no tenían ningún tipo de compromiso en el caso de ir a la guerra.

Claudio II también había prohibido el Cristianismo en esa época porque deseaba ser alabado como el dios supremo, como el Emperador de Roma.

El sacerdote no dudo en desafiar al emperador, ya que consideraba que el decreto era injusto. Valentín se reveló y comenzó a casar a las parejas jóvenes en secreto, bajo el ritual de la Iglesia.

El emperador Claudio se enteró, y ordenó que lo llevaran a palacio. Claudio intentó convencer a Valentín para que renunciase al Cristianismo y sirviese al Imperio y a los dioses romanos. Si aceptaba, Claudio II le perdonaría y le convertiría en uno de sus aliados. Pero, por el contrario, Valentín no renunció a su religión y aprovechó la ocasión para hacer propaganda del cristianismo.

En un principio Claudio II se mostró atraído por esta religión, pero el ejército y el Gobernador de Roma, llamado Calpurnio, le convencieron para quitárselo de la cabeza y organizaron una campaña en contra del Santo. Valentín fue encarcelado y el emperador le sentenció a una ejecución.

Mientras esperaba que se ejecutase su sentencia en la cárcel, su carcelero, llamado Asterio, le presentó a su hija Julia, ciega de nacimiento, para que Valentín, siendo hombre de letras, le enseñara. A pesar de ello, Asterio quiso ridiculizarle y ponerle a prueba, le retó a que le devolviese la vista a su hija, Valentín aceptó y obró el prodigio. Asterio y toda su familia se convirtieron al cristianismo, pero Valentín no se salvó de su sentencia, ya que temiendo una rebelión del ejército romano y de los paganos, el emperador lo mandó ejecutar el 14 de Febrero. Según la leyenda, se plantó un Almendro de flores rosadas junto a su tumba. Hoy, el árbol de almendras es un símbolo de amor y amistad duraderos.

Los restos mortales de San Valentín se conservan actualmente en la Basílica de su mismo nombre que está en la ciudad italiana de Terni. Cada 14 de febrero se celebra en dicho templo, un acto de compromiso por parte de diferentes parejas que quieren unirse en matrimonio al año siguiente.

Parece ser que la festividad de San Valentín también sustituyó a otra festividad de origen pagano. Era una celebración en honor al dios romano Lupercus, el dios de la fertilidad. A mediados de febrero, los antiguos romanos se reunían en una gruta llamada Lupercal. Allí sacrificaban animales en honor de Lupercus y, al terminar, unos jóvenes adornados con la piel de las víctimas, recorrían la ciudad azotando con látigos a las mujeres que se encontraban a su paso, convencidas de que el dios de la fecundidad les concedería así su gracia. No fue hasta el año 496 de nuestra era cuando el Papa Gelasio nombró a San Valentín como sustituto cristiano del dios pagano Lupercus.

Durante los siglos XVII y XVIII en Inglaterra y en Francia se originan las costumbres populares asociadas al día de San Valentín, consagrando este día a los enamorados, y poniendo de costumbre el intercambio de regalos y cartas de amor.
Los norteamericanos adoptaron la costumbre a principios del siglo XVIII, ya que los avances de la imprenta y el bajón en los precios del servicio postal permitieron el envío de saludos por San Valentín. Hacia 1840, Esther A. Howland comenzó a vender las primeras tarjetas postales masivas de San Valentín en Estados Unidos.

Read Full Post »

Origen de los Carnavales

El carnaval es una de las fiestas populares de mayor tradición en la historia de la humanidad. Su celebración tiene su origen probable en los rituales paganos a Baco, el dios del vino; en los festines que se realizaban en honor al buey Apis en Egipto; o en las “saturnalias” romanas, en honor al dios Saturno.

Algunos historiadores precisan que los primeros carnavales se remontan a la antigua Sumeria, hace más de cinco mil años, pasando luego la costumbre de la celebración a Egipto y al Imperio Romano, desde donde se difundió por toda Europa, siendo traído a América por navegantes españoles y portugueses en época de colonización y conquista a partir del siglo XV.

Con el paso del tiempo, el carnaval fue adoptado por los pueblos que poseen tradición cristiana, precediendo a la cuaresma. El término carnaval proviene del latín medieval carnelevarium quitar la carne refiriéndose a la prohibición religiosa de consumir carne durante los cuarenta días que dura la cuaresma.

En la actualidad, el carnaval se encuentra muy arraigado a la celebración popular, alejándose de su significado religioso, alargando los festejos a los primeros fines de semana del mes de marzo.

En la España de la época colonial, durante el reinado de los Reyes Católicos, ya era costumbre disfrazarse en determinados días con el fin de realizar bromas en los lugares públicos, hasta que en 1523 el rey Carlos I dictó una ley prohibiendo las máscaras y enmascarados. Fue el rey Felipe IV quien se encargó de restaurar el esplendor de las máscaras.

Con el correr de los años, el carnaval fue adoptando estilos diferentes según cada país. En América incorporó elementos aborígenes y hasta alcanzó ribetes místicos precolombinos.
Hoy esta expresión popular se celebra en distintas partes del mundo, haciendo que los escenarios donde se desarrollan atraigan a miles de turistas de otras latitudes para sentir, vibrar y cantar con el paso de las comparsas. Así, por ejemplo, el Carnaval de Río de Janeiro en Brasil, el de Oruro en Bolivia, el de Venecia en Italia, o el de Gualeguaychú en nuestro país, se encargan de trasmitir los estadios de felicidad que los caracterizan, haciendo que participantes y espectadores se contagien con el audaz ritmo de las “batucadas”, disfrutando de un espectáculo lleno de brillo, luz y sonido sin precedentes.

Read Full Post »